fbpx

Diseño de Sonido para Autos

El diseño de sonido para la industria automotriz es un trabajo muy interesante que tiene como finalidad la relación entre el objeto y el usuario.

Hay un diseño de sonido que me parece sumamente interesante: El diseño de Sonido para Autos.

Es una rama del diseño sonoro de la que poco se habla y generalmente, cuando pensamos en diseño de sonido lo hacemos el marco del  audiovisual, obras sonoras, videojuegos, audio branding, etc.

El Diseño de Sonido para Autos es una rama muy específica, que ya tiene sus años en desarrollo y que cada vez está cobrando más importancia debido a que el usuario está comunicándose con el vehículo de diversas maneras y éste a su vez responde mediante sonidos.

En la mayoría de los casos el trabajo de estos diseñadores es muy particular. En primer lugar no hay auto cuando se comienza con el proyecto, ¡incluso muchas veces no existe todavía ni una maqueta del mismo!

Existe una idea de lo que se quiere vender, es decir, un auto de lujo que tenga las siguientes características y la idea de cómo suenan esas características, lo que harán único a ese modelo de automóvil.

Los proyectos suelen durar entre tres y cinco años hasta comenzar a ver algunos resultados, que es cuando se pueden comenzar a grabar sonidos del auto en proceso. De seis a siete años hasta llegar a la etapa final en la que el coche puede ponerse a prueba en su totalidad.

En el mayor de los casos, los diseñadores no cuentan con herramienta alguna, más que las desarrolladas para modelos anteriores, se desarrolla tanto el software como el hardware de audio que irá en el auto y todo esto,  hay que hacerlo encajar en el diseño.

¿Por qué Diseñar el Sonido de un Auto?

Cada vez son más los objetos que interactúan con nosotros mediante sonidos, pero el auto siempre fue uno de los que más ha desarrollado nuestro sentido del oído para alertarnos.

Los autos siempre han realizado un sinfín de sonidos que dicen cosas, o cuando de repente no hacen ningún ruido o hacen sonidos extraños, nos alertan siempre de algún problema.

No tengo auto, pero vengo de una familia en dónde los vehículos son cosas importantes. Mi padre desarmaba y rearmaba su Jeep constantemente. Recuerdo los sonidos del motor, del limpiaparabrisas o la vez que fuimos a un mecánico amigo para que auscultarse con un estetoscopio el motor.

El sonido del motor de un auto es quizás una de las partes más atractivas, pero también hay otros aspectos del coche, que cuando tienen sonido le otorgan identidad.

La industria automovilística ha puesto fuertemente en relieve el paisaje sonoro silencioso que se siente al estar dentro de un automóvil, con excepción del sonido del “rugido del motor”.

Pero desde hace unos años ese paisaje sonoro silencioso se fue poblando de sonidos diseñados específicamente. Al igual que el motor, todas las demás partes de un auto moderno tienen su propio sonido diseñado y ajustado cuidadosamente. No es suficiente que funcione bien el vehículo, debe que sonar como que está funcionandoEl sonido es parte de la experiencia del usuario, y también es una parte crítica de su interfaz.

El trabajo de diseño de sonido para un auto tiene distintas etapas. Por un lado un grupo de ingenieros se ocupa de grabar los sonidos “reales” que realiza el coche. Otro grupo los analiza y toma decisiones acerca de qué sonidos se deben cambiar, cuáles se deben silenciar, cuáles se deben realzar, etc.

Un equipo se ocupa exclusivamente del sonido del motor y otro equipo de los accesorios para el auto, las ventanillas, apertura y cierre de puertas, el arranque, el deslizamiento de los asientos, las palancas, etc.

Algunos sonidos son completamente artificiales, por ejemplo el click de la luz para virar o el sonido para reclina el asiento.

“Imagine una película de terror sin sonido, ¡sería aburrida! Es lo mismo para un auto, se necesita el soundtrack correcto para maximizar el placer de conducir”

Rainer Beer Diseñador de Sonido

Lo que es interesante del desarrollo de sonidos para autos es que no solamente se enfoca en el diseño de sonidos, sino que es sumamente necesario estudiar los sonidos propios del vehículo y cómo estos afectan las percepciones del usuario. Un auto muy ruidoso no sólo convierte la experiencia de manejo en algo estresante, también puede resultar una distracción fatal para el conductor.

Para esto se realizan diversas pruebas y estudios para saber cómo van a reaccionar los usuarios.

Curiosamente uno de los factores más analizados es la intensidad de los diversos sonidos que realiza el coche, desde las palancas para abrir las puertas al control del volumen.

En un entorno tan pequeño como es el de un auto todos los sonidos importan.

“Lo primero que el cliente hace con un auto es abrir la puerta y esa es su primera impresión. Ese sonido puede sonar caro o barato”

Hoy en día se diseñan sonidos específicos para prácticamente todo, la mayoría de los objetos con los que interactuamos nos responden con un sonido. Deje de pensar en su teléfono móvil, piense en la puerta de un microondas o de un lavarropas. Hay sonidos que tenemos tan incorporados a nuestra vida cotidiana que nos dicen cosas muy específicas y que cuando no los escuchamos podemos reaccionar de forma diferente.

Por ejemplo como cuenta este vídeo en el que la mujer explica que la gente frente a un modelo particular de lavadora, casi siempre forzaba la puerta hasta romperla, ya que la lavadora no hacía el suficiente sonido cuando estaba encendida.

El diseño de sonido abarca un universo muy grande de posibilidades.
El diseño de sonido forma parte de nuestra vida cotidiana.


Autor: Sol Rezza
Editor | Corrector: Franco Falistoco
@2020

Deja un comentario