fbpx

Análogo vs Digital: Discos Vinilo

Realmente: ¿Qué quiere decir que un disco de vinilo es mejor que un archivo digital? | Really: What does it mean that a vinyl record is better than a digital file?

Este texto, pertenece a una serie titulada: De lo intangible a lo tangible del sonido.

Hace unas semanas estaba parada frente a una vieja estantería para guardar CD y encontré In through the outdoor de Led Zeppelin, creo que no había escuchado el álbum completo desde que tenía 16 años.

Inmediatamente abrí la caja, pero estaba vacía. A continuación traté de sacar el librito y ojearlo recordando la ilustración de tapa. Luego, busqué el álbum en YouTube para escucharlo en el teléfono. El último movimiento, fue enviar un WhatsApp compartiendo una foto de la caja vacía junto al link al álbum en YouTube.

Led Zeppelin | In Through the out Door – 1979

Esa misma semana me encontré con un amigo que con todo el entusiasmo del mundo me mostró la adquisición de un muy buen álbum en vinilo. Pero… el tocadiscos no tenía púa, así que pasamos a escuchar el disco en formato digital. ¿Adivinan dónde?

Semanas más tarde llegó por correo un casete envuelto en hermoso packaging de papel madera, escrito a mano y con sello postal. En el arte de tapa, hay un link para descargar y escuchar el contenido del casete. Aunque la casetera está conectada, es casi instantáneo hacer clic en el enlace. Algo que verdaderamente ocurrió.

La discusión entre lo análogo frente a lo digital siempre me pareció superficial. Esa clase de enfrentamiento casi siempre está basada en puntos que no son del todo correctos:

«Tal formato de grabación y reproducción es mejor que tal otro formato«

Por eso me interesa analizar algunos de los cambios que implicaron esas nuevas, en su momento, tecnologías de la escucha y cómo esos cambios son persisten. O se resemantizan o quedan obsoletos ante los nuevos avances tecnológicos digitales de audio.

Adquirimos un vinilo, un casete, un CD para hacer sonar el objeto y escuchar el contenido. Contenido encapsulado en un conjunto de información impresa.

¿Qué Nos Deja el Vinilo?

Para entender el valor de un vinilo es preciso comprender su funcionamiento.

Por este motivo, propongo compartir algunos detalles acerca de cómo se proyectó esta tecnología cuando fue puesta en el mercado.

Debemos tener en cuenta que estamos hablando de sistemas de sonido que tienen un funcionamiento particular y por lo tanto otorgan un sonido propio y particular a ese sistema.
Ni mejor ni peor que otros sistemas.

El Disco de Vinilo Impuso la Utilización de Ecualizadores

En un disco de vinilo la información viene dada por surcos de aproximadamente 0,04 a 0,08 mm de ancho, dependiendo del nivel de la señal. Cada surco lleva impresas modulaciones que representan la información acerca del sonido (canales izquierdo/derecho y medio, frecuencias y decibelios).

Con la impresión de los primeros vinilos, se hizo evidente que las frecuencias bajas imprimían surcos más anchos y zigzagueantes. Para evitar que los surcos se tocasen debían estar más separados, reduciendo así la duración del disco.

Para maximizar el tiempo de reproducción, las primeras compañías discográficas emplearon un ingenioso truco utilizando dos ecualizadores: Uno durante el proceso de impresión del vinilo y otro en el tocadiscos.

Durante el proceso de realización del disco (el Transfer del master original al objeto que nosotros adquirimos), dos curvas de ecualización similares a un filtro de paso de banda eran aplicadas. El ecualizador cortaba severamente las frecuencias bajas (graves) del sonido y potenciaba las frecuencias altas (agudos).

En la bandeja tocadiscos se integraba otro ecualizador que restauraba los graves que se habían eliminado durante la impresión del disco y equilibraba los agudos que se habían potenciado.

Previo a 1954 cada compañía discográfica aplicaba su propia ecualización, esto provocaba resultados de reproducción diferentes si la grabación y el sistema de reproducción (tocadiscos) eran de compañías distintas.

1954 es el año en que la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (en sus siglas RIAA) estandarizó un conjunto único de curvas para ser utilizado por todos los fabricantes de equipos de grabación y reproducción. Curvas que en la actualidad siguen vigentes. Este estándar se conoce como: curva RIAA.

La curva RIAA aplica una reducción de las frecuencias bajas de 20HZ a -20dB y amplifica las frecuencias altas 20kHz a + 20dB.

La línea azul de puntos: representa la curva de grabación.
Línea roja representa la curva de reproducción.

Así es como desde la industria del vinilo por primera vez estableció un parámetro claro con miras a obtener una mejora en la calidad de audio.

Conclusión del Lado A en esta Discusión

Como hemos visto, la creación y reproducción de un disco de vinilo de alta fidelidad es una empresa que requiere de consideraciones muy particulares y delicadas. En este artículo, sólo hemos analizado una de las variables que hacen que un vinilo se «escuche bien».

Las afirmaciones populares de que el sonido de un disco de vinilo es mejor que el sonido digital están lejos de ser verificables empíricamente, incluso en condiciones ideales.

En la actualidad la mayoría de los vinilos son transducidos desde un master digital (generalmente con calidad de 16 bits a 44.1 kHz que más allá de ser una convención, de por si es bastante pobre). Incluso la cantidad de reimpresiones desde el master tiene incidencia directa en la calidad del disco.

Que tengamos un disco de vinilo nuevo en las manos no es sinónimo de haber adquirido la mejor calidad de audio. La calidad final de audio depende de un conjunto de factores: la calidad del master, el material con el que esté realizado el disco y el equipo de reproducción que utilicemos (púa, cápsula fonocaptora, etc). Por eso se denomina Sistema de Sonido.

La mejor manera de obtener una grabación de calidad es hacer una investigación de calidad, afirma Craig Kallman, presidente y director ejecutivo de Atlantic Records, propietario de una de las colecciones de vinilos más grandes del mundo. «Para estar realmente seguro, conéctate y lee los blogs … Hay tantos eslabones en la cadena que no puedes simplemente ir por la etiqueta que dice ‘vinilo virgen’. »

New York Times, De la calidad del disco vinilo.

Cuando escuchamos un disco de vinilo, estamos escuchando un fenómeno electromagnético. Electricidad provocada por la vibración de la púa cuando recorre los surcos del disco y mueve los imanes que se encuentran dentro de la cápsula fonocaptora.

Quizás lo que nos fascina, al escuchar un disco de vinilo, es la experiencia de transformar esa simple vibración que recorre el aire (el fenómeno físico del sonido) en algo tan complejo como la generación de electricidad. O quizás es el poder tocar esa transformación, hacerla palpable de alguna manera a través de una pasta negra y un diamante. Es el postulado mismo: hacer Tangible lo Intangible del fenómeno Sonoro.

Comenzar a deshacerse de las frases hechas «esto es mejor que aquello», de los prejuicios tales como «está hecho por computadora» sin el análisis correspondiente, sería de gran ayuda dentro del mundo del audio para entender con mayor claridad el impacto en nuestras formas de consumo que tienen las nuevas tecnologías relacionadas con el sonido.

Cada tecnología trae una historia que se reestructura y cobra otro significado útil en la tecnología que la precede.

La curva RIAA cambió por completo el entendimiento de los procesos de ecualización en cada una de las etapas de grabación, mezcla y masterización de un producto de audio.

Un programa del audiófilo Michael Fremer, a quien respeto mucho, acerca de los 100 discos vinilos reeditados que todo coleccionista debería tener. | A program by audiophile Michael Fremer, whom I respect a lot, about the 100 reissued vinyl records that every collector should have.

Recursos y bibliografía:


Autor: Sol Rezza
Editor | Corrector: Franco Falistoco
@ 2019

Deja un comentario